Impuesto de bebidas azucaradas en Cataluña

El pasado mes de Mayo, entró en vigor en Cataluña la nueva ley que grava con un nuevo impuesto la compra de bebidas azucaradas, que afecta a refrescos, néctares, batidos, bebidas deportivas, de té y café y aguas con sabor, como la Coca-Cola, la Fanta o la tónica Schweppes, así como a las marcas blancas de grandes cadenas de distribución.

El nombre oficial del nuevo impuesto es IBEE (Impuesto sobre Bebidas Azucaradas Envasadas, en sus siglas en catalán), y su objetivo es disuadir el consumo de este tipo de productos, siguiendo las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que ya se aplican con éxito en otros países de la Unión Europea.
Esta tasa supone un incremento del precio para consumidor final de entre un 7% y un 50%, en función del volumen y de los gramos de azúcar por mililitro que contenga el producto. Por poner un ejemplo, en un supermercado, una lata de Cocacola de 330ml, pasa de costar 0,58 a 0,62 céntimos de euro. Una botella de Cocacola grande ha pasado de costar 0,89 céntimos de euro a costar 0,96€.

Aplicación del Impuesto de Bebidas Azucaradas en Bares y Restaurantes

La aplicación en bares y restaurantes, por el contrario, aún no se ha consolidado como ha sucedido en tiendas y distribuidores.
En las grandes cadenas de restauración que podían permitirse almacenar producto previo a la aplicación del nuevo impuesto, por ejemplo, aún no se han decidido a subir precios.

Pero después de las primeras semanas, en las que en bares y restaurantes se ha ido consumiendo el stock que no se veía afectado por esta medida, los locales de venta al público deberán aplicar el decreto ley, que probablemente obligue al contribuyente – el vendedor o distribuidor – a repercutir la tasa al consumidor final.


Sin comentarios para "Impuesto de bebidas azucaradas en Cataluña"


    ¿Quieres comentar la noticia?

    Puedes añadir html